Madres RH Negativo

La información mostrada a continuación es solamente divulgativa. En caso de duda, la última palabra la tiene su médico de confianza.


Madres RH Negativas

Las mujeres RH Negativas, al concebir y dar a luz hijos con sangre RH positiva, pueden desarrollar anticuerpos contra la sangre de sus hijos, lo que se conoce como "enfermedad hemolítica RH del recién nacido"
La enfermedad hemolítica RH del recién nacido, también conocida como "eritroblastósis fetal" es causada por una incompatibilidad entre las sangres de una madre y su feto. Antes esta enfermedad afectaba a miles de bebes cada año. Muchos de estos bebes sufrieron o murieron de defectos de nacimiento graves. Desde 1968, ha existido un tratamiento que generalmente puede prevenirla. El número de bebés nacidos con la enfermedad ha descendido dramáticamente desde entonces. Sin embargo, no todas las mujeres que necesitan el tratamiento lo consiguen y un número pequeño de mujeres no pueden beneficiarse de él. Como resultado todavía nacen muchos bebes con la enfermedad cada año.
La mayoría de las personas tienen sangre Rh positiva (RH+), lo cual significa que producen el factor RH, una proteína hereditaria que se encuentra en la superficie de los eritrocitos (glóbulos rojos) A nivel mundial, cerca del 15% de la población blanca y 7% de la población negra le falta el valor RH y se consideran entonces RH Negativos (en el Perú, los RH- somos cerca del 2% de la población). La salud de una persona RH- no es afectada de ninguna manera. Sin embargo, una mujer RH- se encuentra en peligro de tener un bebe con la enfermedad hemolítica RH. Una madre RH- y un padre RH+ pueden concebir a un bebe quien heredará la sangre RH+ del padre. Existe luego el peligro de que durante el embarazo y especialmente durante el parto, alguna sangre RH+ del bebe entre en la corriente sanguínea de la madre. Como los glóbulos que contiene el factor RH son extraños del sistema de la madre, el cuerpo de ella tratará de defenderse y combatirlos con la producción de anticuerpos. este desencadenamiento de la respuesta inmunitaria de la madre se califica como la exposición a un antígeno para conseguir una respuesta inmune. En un primer embarazo, hay muy poco peligro para un feto RH+ porque el bebe generalmente nace antes de que la exposición al antígeno ocurra, o al menos antes de que la madre produzca sustancialmente los anticuerpos de RH. Pero si la exposición ocurre, en cada embarazo posterior estos anticuerpos RH- combatientes pueden cruzar la placenta y alcanzar al feto. Si el feto tiene sangre RH+, los anticuerpos de la madre descompondrán los glóbulos rojos fetales. Esto resulta en la enfermedad hemolítica RH.
La enfermedad puede causar ictericia (color amarillento de los ojos y la piel), anemia, daño cerebral, y fallas cardíacas. En los casos graves la enfermedad hemolítica RH puede causar la muerte del feto o recién nacido.
Un análisis de sangre sencillo puede determinar si una mujer es RH-. Esto puede hacerse en un consultorio médico o en un hospital. Cada mujer debe examinarse al principio de su embarazo, o antes del embarazo para determinar si es RH-
Para prevenir la enfermedad hemolítica RH, una mujer RH- debe recibir una inyección con un producto de sangre llamado inmunoglobina de RH (conocida en el Perú como Rhesuman y en otros países como RhIg o RhoGAM) dentro de 72 horas de haber dado a luz a un bebe RH+. Esto prevendrá la exposición al antígeno en más de 95% de las mujeres RH-. Sin embargo los estudios revelan que cerca de 2% de las mujeres embarazadas son expuestas al antígeno antes del parto. Por este motivo, la mayoría de los doctores recomeindan una inyección de Rhesuman a la 28va semana del embarazo, así como después del parto. Rhesuman también debe darse a una mujer RH- después de un aborto espontáneo, un embarazo ectópico, un aborto provocado o una transfusión de sangre con sangre RH+. Tratamiento con Rhesuman también se recomienda después de la amniocentesis o perforación del saco amniótico ( un procedimiento usado para obtener una muestra pequeña del líquido amniótico) y es aconsejable después de otro examen prenatal llamado el muestreo de vellos coriónicos (CVS)
Rhesuman contiene anticuerpos para el factor de RH. Los anticuerpos se adjuntan rápidamente a las células fetales de RH+ presentes en la corriente sanguínea de la madre y ayudan a destruirlas. Como resultado, el cuerpo de la madre no produce sus propios anticuerpos contra las células fetales de RH+. Como la protección por Rhesuman solo dura cerca de 12 semanas, el tratamiento debe repetirse de cada embarazo y con cualquiera de las otras situaciones mencionadas anteriormente en donde los glóbulos fetales pueden mezclarse con la sangre de la madre.
Rhesuman no funciona para una mujer RH- que ya ha tenido un embarazo, un malparto (aborto espontáneo), un aborto o una transfusión de sangre que la haya expuesto a sangre RH+ (osea que su cuerpo ya haya producido sus propios anticuerpos a las células de RH+). Un análisis de sangre puede determinar si una mujer RH- ha sido expuesta al antígeno o no.
No. Aunque una mujer siempre permaneciera saludable, los anticuerpos se convierten en parte de su suministro de sangre. Si ella da a luz a más bebes RH+, éstos podrían contraer la enfermedad hemolítica RH.
Cuando una madre ya tiene anticuerpos, su médico deberá vigilar su embarazo cuidadosamente. El médico medirá los niveles de los anticuerpos en la sangre de la madre conforme progrese el embarazo. Si se encuentran altos niveles de anticuerpos, pruebas especiales se recomendarán para ayudar a determinar si el bebe está desarrollando la enfermedad hemolítica RH. La amiocentesis o perforación del saco amniótico puede indicar si el feto está siendo afectado gravemente por los anticuerpos de la madre. El examen de ultrasonido también puede ayudar a determinar la condición del feto. Basado en los resultados de estas y otras pruebas, el médico puede recomendar la inducción temprana del parto, antes de que los anticuerpos de la madre destruyan demasiados glóbulos rojos fetales. Después del parto, si el bebe es anémico, una transfusión de sangre puede ser necesaria. La ictericia puede tratarse mediante la colocación del bebe bajo luces azules especiales fototerapia). Algunos casos leves no necesitan tratamiento alguno. En años recientes ha habido un gran progreso en tratar a los fetos que tiene la enfermedad hemolítica RH grave. Estos fetos que están a alto riesgo de la muerte, pueden ser tratados con transfusones de sangre tan temprano como la 18ava semana de embarazo, para que hoy, más de 75% de los bebes tratados sobrevivan. El desarrollo de una nueva técnica llamada corodcentesis representa un adelanto principal en el tratamiento de la enfermedad hemolítica RH. Guiado por el ultrasonido, el médico enhebra una aguja delgada a través del abdomen de una madre a una vena diminuta en el cordón umbilical e inyecta la transfusión de sangre. Cordocentesis también se emplea para diagnosticar con exactitud el grado de destrucción de los glóbulos fetales, dejando a los doctores conocer que fetos necesitan tratamiento inmediato y cuánta sangre se necesita.
Si tanto la madre como el padre son RH-, el bebé será RH- también. En este caso, el bebé no estará en riesgo de la enfermedad de RH y la madre no necesitará el tratamiento con RhIg. Aunque el padre sea RH+, él puede portar un gen RH-, gen para el cual el bebé tiene una probabilidad de 50 por ciento en heredar. Ya que actualmente no hay manera enteramente segura para saber el tipo de sangre del bebé antes del nacimiento, una mujer embarazada que es RH- debe ser tratada con Rhesuman. Sin embargo, pronto podrá ser posible tratar solo a aquellas mujeres RH- quienes están embarazadas con un feto RH+. En un estudio reciente, los investigadores predijeron con exactitud el tipo de sangre fetal empleando la perforación del saco amniótico y las técnicas de laboratorio nuevas. Este adelanto también podría prescindir a las mujeres RH- que están embarazadas con un bebé RH- de los riesgos y de la ansiedad de los exámenes repetidos dirigidos a determinar si el feto está desarrollando la enfermedad hemolítica de Rh.
Aunque Rhesuman es un producto de sangre, parece ser completamente seguro. La sangre donada --que ha sido examinada para el virus del SIDA-- se trata con una sustancia que mata los virus y las bacterias. No ha habido casos del SIDA asociado con el uso de Rhesuman, y el Rhesuman tampoco ha mostrado transmitir la hepatitis u otra enfermedad infecciosa.

Referencias, Agradecimientos e Información adicional. March of Dimes Birth Defects Foundation NOAH. New York Online Access to Health

Madres RH Negativas